Cubetos de retención, todo lo que debes saber

El cubeto de retención es un elemento de seguridad y prevención de la contaminación medioambiental que ayuda a las empresas a proteger sus instalaciones y el entorno que les rodea (suelos, aguas superficiales y aguas subterráneas) el medioambiente, las tierras y los acuíferos y a, así como, evitar las sanciones y multas monetarias que acarrearía la dejadez en este sentido.

Son elementos seguros y fáciles de utilizar, económicos y rentables. En Conterol disponemos de una amplia gama de cubetos de retención de diferentes dimensiones, capacidades y materiales. Por eso conocemos bien qué son, su funcionalidad y en qué debes fijarte para elegir el adecuado a tus necesidades. 

Si tienes dudas sobre ellos vamos a aclararlas para que conozcas todo lo que debes saber si almacenas y utilizas productos químicos líquidos o residuos peligrosos.

Cubetos de retención, todo lo que debes saber

Qué son los cubetos de retención y para qué sirven

Los cubetos de retención son objetos o elementos que se utilizan para prevenir vertidos accidentales al recoger sustancias contaminantes en caso de que los depósitos o elementos que contienen esas sustancias se agrieten, fallen o sufran algún problema que derive en la pérdida del producto que albergan.

¿Dicho de otro modo? 

Los cubetos de retención son elementos para mejorar la prevención contra derrames en la empresa y que permiten cumplir con la normativa y legislación de seguridad industrial y medioambiental vigente durante su almacenaje y/o manipulación. Esto es posible gracias a su diseño, que permite ubicar en el interior del cubeto o colocados en superficie sobre rejilla, según modelos, los envases que normalmente contiene esas sustancias (garrafas, botellas, depósitos, aerosoles, bidones...). 

De ese modo, si en su manipulación o almacenaje existiese alguna fuga, quedaría retenido en el cubeto no llegaría a afectar otras zonas de la empresa y ni a afectar el medio natural. Así se evitan peligros intrínsecos de contacto con el producto derramado consiguiendo una protección de las instalaciones, los trabajadores y del medio ambiente. 

Claves para elegir el cubeto de retención adecuado

Pero ¿cómo elegir el cubeto de retención adecuado entre una oferta amplia? ¿Cómo saber qué modelo de sistema de retención para sustancias peligrosas o contaminantes es el apropiado?

Veamos sus características clave y cómo elegir el adecuado.

Cómo debe ser un cubeto de retención: 

En el Reglamento APQ se habla entre otros en el articulo 10 de la prevención de derrames. El punto 2 detalla que 

(…)

“los sistemas de contención empleados estarán determinados por el tipo de líquido, el volumen y forma de almacenamiento, el tamaño de los recipientes y por las operaciones de manipulación, por lo que en cada caso deberá seleccionarse el sistema o combinación de sistemas que más convenga. En cualquier caso, la capacidad de retención será mayor o igual al mayor de los valores siguientes:

  • 100% de la capacidad del recipiente mayor

  • 10% de la capacidad total almacenada

(…)

Cómo elegir el cubeto de retención adecuado

  • Material. Como hemos visto al señalar las características de un cubeto este debe mantener la estanqueidad sea cual sea el tipo de sustancia que esté destinado a retener. Identifica cuál es la misión del cubeto de retención y las propiedades de los productos que quieres almacenar encima.

  • Cumplimiento de normativa legal. Por supuesto, esto es esencial. En Conterol, todos nuestros cubetos de retención cumplen con la normativa vigente.

  • Dimensiones y capacidad o volumen de retención. El volumen de retención del cubeto no es una cuestión que se deba de pasar por alto. La legislación actual obliga a que su capacidad de retención sea mayor o igual al mayor al 100% de la capacidad del recipiente mayor y al 10% de la capacidad total almacenada. Así que debes identificar dónde y cómo vas a utilizarlo.

  • Tipo de sistemas de almacenaje con los que se va a utilizar. Algunos modelos de cubeto de retención están específicamente creados para su uso con determinados elementos de almacenaje, facilitando su uso seguro, cómodo y sencillo: bidones, depósitos, garrafas u otros. Valora tus necesidades para elegir el adecuado.

  • Capacidad de carga. Es decir, cuánto peso es capaz de soportar con seguridad. Este es un punto importante para alargar la vida del cubeto de retención y por supuesto para la seguridad de tu almacenamiento.

  • ¿Móvil o estático? Decide si quieres un cubeto de retención para instalarlo en una zona concreta o si quieres que tenga ruedas para trasladar sustancias de un punto a otro de las instalaciones.

  • ¿Flexible o rígido? Existen situaciones y circunstancias muy concretas que nos hacen decidirnos por el uso de cubetos flexibles cuando, por ejemplo, por espacio debemos de ajustarnos a unas medidas muy concretas, ejemplo de colocación bajo una estantería de almacenamiento, o hay situaciones que, por carga de trabajo puntual, necesitamos durante un periodo de tiempo muy concreto, un cubeto de retención que luego podremos guardar si ocupar apenas espacio.

Incluso si ya se dispone de una retención general del recinto/de la nave industrial, siempre es un problema un derrame de un producto peligroso. En primer lugar, para la seguridad, pero también para las operaciones productivas, ocupación de personal para la recogida del derrame, perdida de producto, coste de gestión de residuos, EPIs necesarios etc. Los cubetos de retención son elementos económicos que, elegidos de manera correcta, ayudan a la seguridad operacional y durante el almacenaje de los productos peligrosos. 

¿Necesitas más información? Llámanos y explícanos lo que necesitas. Seguro que tenemos la solución también para tu almacenamiento. 






Comentarios