Portes pagados
Conterol, especialistas en almacenamiento de sustancias peligrosas
Noticias
Información Reciente
Absorbentes de polipropileno y gestión de fugas. Cómo elegir su absorbente industrial

Conterol ofrece a sus clientes una amplia gama de absorbentes industriales para todos los tipos posibles de vertidos y fugas que se puedan producir. Es muy importante elegir bien el tipo de absorbente y su formato en función de las posibles eventualidades que puedan suceder. A través de este artículo queremos despejar las dudas que todos podamos tener.

Son muchas las ventajas de usar absorbentes industriales, pero hay que tener en cuenta su utilidad. Por una parte, pueden ser para intervención, en caso de fugas o vertidos accidentales, cuya característica más importante es la buena absorción. Por otra parte, si su función es la del mantenimiento de superficies o la protección de zonas de trabajo o suelos alrededor de máquinas, éstos deben tener una gran capacidad de abrasión y desgarro. Por último, para la prevención y protecciónde máquinas, piezas o zonas determinadas deben tener máxima resistencia y mínima producción de pelusas para un uso prolongado en el tiempo. Los absorbentes se pueden dividir en dos grandes grupos: 
  • Absorbente hidrofóbico: Para recoger aceites y otros hidrocarburos. Su característica más importante es que repelen el agua, por lo que son perfectos para el uso al aire libre y derrames de aceites (línea verde y línea azul).
  • Absorbente hidrófilo: Para todo tipo de líquidos y sustancias químicas. Son muy útiles en accidentes en los que la rapidez de intervención es un factor decisivo (línea gris y línea amarilla).
 En cuanto al uso que les vamos a dar se dividen los siguientes grupos: 
  • Línea verde: absorbente oleófico e hidrófobo, que garantiza su flotabilidad incluso saturado de aceite. Es eficaz con todos los tipos de hidrocarburos y tiene un peso reducido, lo que facilita el almacenamiento. Adecuado para el medio ambiente.
  • Línea azul: absorbente óptimo para hidrocarburos y disolventes no polarizados como gasolina, gasoil, benceno, tolueno o metanol. Su superficie calandrada favorece la retención de líquido en el interior, aumenta la tracción y reduce la formación de pelusa. Uso para industria.
  • Línea gris: este absorbente universal posee propiedades oleófilas e hidrófilas, lo que reduce significativamente los costes de eliminación de residuos. Absorbe hasta 14 veces su peso en líquidos industriales puros, emulsiones o soluciones. Óptima para hidrocarburos y derivados, aceites de corte, fluidos hidráulicos, refrigerantes, aceites minerales, disolventes y agua.
  • Línea amarilla: capacidad de absorción de hasta 14 veces su peso en líquidos industriales puros, emulsiones o soluciones. También posee oleófilas e hidrófilas. Permite la recogida de sustancias químicas agresivas tales como ácido sulfúrico, nítrico, clorhídrico o sosa cáustica.
Todos estos absorbentes se presentan en varios formatos en función de la superficie y del vertido a tratar:

  • Las hojas absorbentes se utilizan en zonas pequeñas, restringidas o de difícil acceso y como complemento de barreras flotantes.
  • Los rollos absorbentes por su parte recogen derrames en superficies extensas de suelos, aguas y riberas, al mismo tiempo que como complemento de las barreras flotantes.
  • Las barreras absorbentes delimitan, absorben y retienen los derrames. Son muy resistentes contra la fricción y los rayos ultravioletas. De igual forma poseen un anclaje entre barreras para asegurar la estanqueidad de toda la longitud del cerco. También las hay con faldón para aguas de elevado caudal. 
  • Los cojines absorbentes se utilizan para zonas de difícil acceso y con gran volumen de líquido a recoger. Su volumen compacto les otorga un gran poder de absorción y una fácil manejabilidad.
  • Las serpientes absorbentes, por su parte, son la mejor solución para superficies extensas de aguas superficiales. Disponen de doble capa absorbente y protección en los extremos con una cuerda, perfecta para realizar maniobras desde embarcaciones.   

Debemos finalizar recordando la importancia del correcto almacenamiento y eliminación tanto de los absorbentes como de los líquidos absorbidos. El almacenamiento de los absorbentes debe hacerse en lugares secos. Por su parte, para eliminarlos se debe hacer conforme a la legislación vigente del producto en cuestión.
Valid XHTML 1.0 Transitional ¡CSS Válido! Created by CHC / SAO Comunicación Mastercard Securecode Verified By Visa